fbpx

 

 

Diseñamos un entrenamiento personalizado para conseguir tus objetivos, con un seguimiento y nuestra APP para el control de tu evolución

645 42 11 74

las consecuencias negativas del sobreentrenamiento

Sobreentrenamiento: síntomas, consecuencias y cómo solucionarlo.

La mayoría de deportistas entienden, a nivel teórico, la importancia que tiene el descanso en las rutinas de ejercicio. Sin embargo, cuando tienen que ponerlo en práctica, en algunos casos, no es tan sencillo. La falta de descanso puede derivar en uno de los problemas más graves que se conoce en nuestro sector: el sobreentrenamiento. En este artículo me gustaría hablar sobre los principales síntomas que notarás, así como las consecuencias más graves que se pueden derivar de un sobreentrenamiento y, por último, cómo solucionarlo. 

En nuestro contexto deportivo, a veces, vemos que algunos deportistas se vuelven adictos al deporte. Por ejemplo, dedican los 7 días de la semana ha entrenar y, además, lo hacen varias veces al día. Esta obsesión no es algo fortuito que le ocurre al deportista, de hecho es una cuestión muy cuidadosa que se puede deber a un trastorno mental conocido como vigorexia o también puede ser el resultado de una extrema presión externa en el caso de deportistas profesionales.

Este efecto se llama sobreentrenamiento y se suele dar en deportistas que ya han alcanzado un nivel físico medio y, movidos normalmente por la emoción o por presión, incrementan las dosis de deporte y no le dan tiempo a su cuerpo a descansar. Este efecto afecta al sistema nervioso, emocional, hepático, intestinal, entre muchos otros. 

¿Cómo saber cuando estoy sufriendo sobreentrenamiento?

El primer afectado sin duda será tu sistema nervioso. Empezarás a sentirte raro, cansado, de mal humor, desmotivado, triste, etc. La sensación más frecuente y permanente seguramente será la de un cansancio constante. Pero, paradójicamente, no podrás conciliar el sueño debido a la hiperactividad a la que estás exponiendo tu cuerpo. La falta de sueño y de descanso desencadenará el resto de consecuencias en el sistema nervioso entrando en un círculo vicioso que te será difícil salir. 

Te darás cuenta que estás entrando en este círculo vicioso si detectas por ejemplo que te sientes desmotivado para practicar deporte y ya no te despiertas con esas ganas de batir tu propio récord. También puedes detectarlo si empiezas a notar frustración y preocupación porque hasta ahora el ejercicio era sinónimo de alegría y desafío y ahora te replanteas si seguir. Por último, otro síntoma que podrás diferenciar es tener un constante cambio de humor que te haga estar más irascible, sensible e irritado. 

Consecuencias más graves del sobreentrenamiento que deberías prevenir

Sistema cardiovascular

Cuando empezamos a realizar deporte una de las primeras mejoras que empezamos a notar es la del sistema cardiovascular. Por ejemplo, cuando estamos entrenando y cruzamos el umbral anaeróbico y vemos cómo nuestras pulsaciones suben y luego vuelven a bajar, es un buen síntoma. Pero cuando sobre entrenamos nuestro cuerpo, el sistema y ritmo cardíaco se ralentiza. Te darás cuenta que tus pulsaciones tardarán más que de costumbre en aumentar. Y es que a tu sistema cardiovascular le costará más aumentar porque la capacidad de transportar oxígeno, glucosa y nutrientes es inferior.

Sistema intestinal

Cuando alguien está practicando deporte necesita reclutar moléculas, sangre, nutrientes y oxígeno para su recuperación muscular. Es el organismo el que se ocupa de darle a tus músculos todos estos elementos que necesita para recomponerse. Si la demanda es equilibrada se convierte en una gestión saludable porque el organismo puede darle a tu sistema intestinal y a tus músculos todo lo que necesitan. Pero si una persona entrena en exceso, demandará al organismo más de la cuenta y generará una carencia en el sistema intestinal. Los síntomas que notarás serán, por ejemplo, la pérdida de apetito, mala digestión, excesiva acidez o reflujo. Esto hace que la entrada y la asimilación de nutrientes tampoco sea la correcta. 

Sistema hormonal 

Otro efecto del sobreentrenamiento es la bajada de la testosterona en mujeres y hombres. La testosterona es una hormona que necesitamos para fabricar masa muscular, para estar equilibrados a nivel emocional y nos ayuda a concentrarnos. La carencia de testosterona hará que perdamos todos estos efectos positivos y a la vez hará que generemos más cortisol que de costumbre. En situaciones equilibradas el cortisol nos ayuda en las inflamaciones de las articulaciones, pero en exceso esta hormona es perjudicial ya que es catabólica. Es decir, puede ir carcomiendo nuestra masa muscular.

Cómo solucionar y evitar un sobreentrenamiento 

La solución al sobreentrenamiento es clara y sencilla: reducir la carga de adrenalina e hiperactividad de tu cuerpo. Y esto solo se consigue descansando. A veces nos llegan deportistas que están altamente preocupados por una carrera, competiciones o pruebas de rendimiento y quieren que les demos cualquier solución excepto la de descansar. El caso es que cualquier otra solución que no sea esa, hará que la cosa solo empeore. Y es que el sobreentrenamiento es el otro lado de la moneda del deporte. Muchas veces hablamos sobre todos los beneficios que tiene el deporte, animamos siempre a aquellos que no lo practican a que lo hagan. Pero poco se habla de este peligroso extremo. 

Una forma de evitar o solucionar este problema es ponerte en manos de expertos. Algunos deportistas incluso llegarán a necesitar ayuda psicológica ya que han dejado pasar tanto tiempo que este problema se ha convertido en una cuestión patológica que supera los niveles físicos. El hecho de descansar tampoco debería ser repentino, por eso es importante que un entrenador personal te ayude en la “desintoxicación” de sobreentrenamiento de manera que paulatinamente puedas devolverle a tu cuerpo ese equilibrio mental, físico y nutritivo que tantos beneficios te aporta.

Los profesionales con los que puedes recuperarte del sobreentrenamiento

Desde HE Entrenador Personal hemos atendido a muchos usuarios que no sabían cómo recuperar la alegría, la motivación y el equilibrio que les otorgaba el deporte. Aunque la solución suene sencilla, sabemos perfectamente que para alguien que ha llevado el deporte a un extremo es difícil volver al equilibrio. Y es que muchas veces se trata de un tema mental y emocional en el que el deportista tiene que tomar una decisión consciente y beneficiosa para su propio cuerpo. Ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros profesionales te ayudará a encontrar el equilibrio que necesitas.