fbpx

 

 

Diseñamos un entrenamiento personalizado para conseguir tus objetivos, con un seguimiento y nuestra APP para el control de tu evolución

645 42 11 74

Cómo entrenar tus glúteos

Cómo entrenar tus glúteos

En el sector fitness hemos notado un importante incremento en los usuarios que están interesados en entrenar y tonificar sus glúteos. Tanto hombres como mujeres vienen con ese objetivo entre ceja y ceja. Muchos de ellos tienen razones estéticas aunque después entienden todos los beneficios indirectos que este músculo puede aportar.

En este artículo me gustaría ayudarte en los primeros pasos y conceptos que debes tener presentes si quieres empezar a ejercitar los músculos de tus glúteos y lucir una figura tonificada y saludable. Y es que como ya sabes, desde HE Entrenador Personal apostamos y aconsejamos siempre que cualquier objetivo físico vaya acompañado de rutinas complementarias de ejercicio así como de una dieta equilibrada y ajustada a tu cuerpo. 

Los beneficios más allá de la estética cuando decides entrenar tus glúteos

En los entrenamientos personalizados nos damos cuenta que, por un lado, están los clientes que acuden a un entrenador personal en Madrid para mejorar su salud y otros nos contratan para mejorar su apariencia física. No obstante, independientemente del objetivo, nosotros sabemos que con un poco de movimiento regulado y una alimentación medianamente equilibrada ya puede haber una mejora sustancial en la calidad de vida de nuestros usuarios. Por eso, aprovechamos la motivación para preparar una rutina con la que alcancen su objetivo, pero también experimenten una mejora general. En el caso de los entrenamientos enfocados en los glúteos podemos ver algunos beneficios muy concretos más allá de los estéticos:

Mejora y previene los problemas de espalda

El sedentarismo trae muchas consecuencias negativas y una es la incidencia en el psoas. El psoas es, ni más ni menos, el que une nuestro tronco con el tren inferior. Si este músculo se debilita tendremos muchas posibilidades de sufrir problemas de espalda. Por eso, para contrarrestar jornadas de ocho horas sentado, lo mejor es ejercitar los glúteos que están directamente conectados con el psoas y así mejoraremos o evitaremos problemas de postura y espalda. 

Agilidad en la práctica de otros deportes

Tener unos glúteos tonificados te pueden ayudar a rendir mejor en deportes como el fútbol, baloncesto, o el simple hecho de saltar. Unos glúteos ejercitados estabilizan el tronco y disminuyen las posibilidades de lesiones. 

¿Cómo te recomendaría un experto entrenar tus glúteos?

Ningún profesional del sector, si le dices que quieres ejercitar tus glúteos, te mandará una rutina diaria y exigente en la que solo trabajes de forma exclusiva los músculos del glúteo. Si se trata de un buen profesional sabrá a la perfección que los músculos hay que dejarlos descansar y que nunca se ejercitan de forma independiente. 

Dejar descansar el músculo

Cuando se quiere ejercitar el músculo, tal y como comenté en este artículo de ’Los 4 secretos para aumentar tu masa muscular con un entrenador personal’’ es muy importante los descansos en una rutina de tonificación. Y es que todas estas consisten en romper los tejidos musculares y darles tiempo a que se recompongan más gruesos y fuertes. En el caso de los glúteos deberías descansar un mínimo de 48 horas para que puedas notar resultados reales.  

No enfocarte únicamente en los músculos de los glúteos. 

Alguna vez habrás visto personas a las que ‘’se les ha ido de las manos’’ el entrenamiento del tronco superior quedando descompensados en el resto del cuerpo. Aunque es un ejemplo extremo, es precisamente lo que un entrenamiento regulado con un entrenador personal en Madrid evitaría a toda costa. Y es que los músculos están interconectados y lo ideal es intentar, de alguna forma, ejercitarlos todos para no perder el equilibrio en el desarrollo de estos. 

Una rutina global que incluya los mejores ejercicios para aumentar y entrenar tus glúteos

Nuestros entrenamientos personalizados siempre tienen ejercicios musculares genéricos para asegurarnos que la persona experimente un desarrollo saludable. Eso sí, siempre le damos importancia a unos u otros ejercicios según el objetivo de la persona. Cuando tenemos usuarios que quieren, por cualquier razón, aumentar los músculos de los glúteos siempre incluímos algunos de los mejores ejercicios que se conocen para conseguir este objetivo.

Las clásicas sentadillas

Este es un clásico que creo que todo el mundo conoce y reconoce como una de las formas de ejercitar el músculo del glúteo. Existen diversas variantes pero lo más seguro es que tengas que empezar trabajando con tu propio peso para después, de forma gradual ir aumentado la resistencia con pesas. La postura es muy importante en este ejercicio, especialmente cuando incluyes peso en la rutina. Intenta seguir las instrucciones de tu entrenador personal para evitar lesiones.

Sentadillas a ambos lados

Una variable de la sentadilla es la que implica un desplazamiento. La cual también es muy efectiva ya que ejercita más músculos. Consiste en realizar sentadillas normales y cuando estás en flexión desplazarte hacia delante o hacia un lado. Al igual que la clásica sentadilla, este ejercicio es mejor empezarlo con el propio peso para ir progresando y añadiendo, poco a poco, pesas o mancuernas y aumentar la resistencia. 

El famoso hip thrust

Este es el gran descubrimiento, uno de los ejercicios más aclamados y conocidos por los resultados tan positivos que podemos ver en los músculos del glúteo. Este ejercicio consiste en el movimiento de empuje de cadera de abajo hacia arriba. Básicamente con este movimiento se desarrolla el glúteo mayor, el glúteo medio y los abductores. Y como ya habrás notado, en este tipo de ejercicios, lo mejor es empezar también sin pesas e ir incorporándose progresivamente. 

Patada de glúteo en polea baja

Este ejercicio también es uno de los más usados en nuestros entrenamientos personalizado ya que enfoca muy bien la fuerza. Para este ejercicio necesitaremos una máquina de poleas con la que trabajaremos tanto glúteo mayor como los músculos isquiotibiales. Consiste en desplazar una de las piernas por la extensión de la cadera hacia atrás y evitando la flexión de la otra rodilla. Es importante que para este ejercicio cuentes con la ayuda de un entrenador personal al menos al principio para asegurarte que realizas una ejecución correcta. 

Un entrenador personal de Madrid que te ayuda a entrenar tus glúteos

Desde HE Entrenador Personal, nos ponemos a tu disposición para darte una rutina de ejercicios que sea beneficiosa en términos generales para tu salud, y que, paralelamente, puedas lograr los objetivos físicos y estéticos que persigues. Nuestro enfoque es que tu calidad de vida mejore y eso también pasa por unos consejos adecuados de alimentación según el tipo de ejercicio que estés haciendo. Ponte en contacto con nosotros y te daremos la rutina que te motivará a lograr todo lo que habías soñado con tu cuerpo. 

Share