fbpx

 

 

Diseñamos un entrenamiento personalizado para conseguir tus objetivos, con un seguimiento y nuestra APP para el control de tu evolución

645 42 11 74

entrenar en ayunas

Ventajas e inconvenientes de entrenar en ayunas

En los últimos años hemos sido testigos de muchas creencias que, de repente, ganaban mucha popularidad en el mundo fitness. Estas creencias, bien podían ser dietas o formas en las que hacer ejercicio. Algunas tienen buenos fundamentos científicos y han aportado un crecimiento saludable a toda la comunidad del mundo deportivo. No obstante, muchas otras creencias populares cojean de credibilidad y de sustento clínico o científico. 

Por eso, en este artículo, me gustaría hablar sobre una nueva creencia que se ha hecho muy popular entre los deportistas. Y es el hecho de entrenar en ayunas, es decir, con el estómago vacío o a primera hora de la mañana sin desayunar. 

La creencia en cuestión es básicamente pensar que haciendo un entrenamiento sin alimento en tu estómago vas a adelgazar más que si entrenas habiendo hecho una ingesta calórica. 

No obstante, para ir al grano, y como veremos a continuación, esta creencia cojea por algunos puntos, aunque no es del todo falsa. Empecemos viendo qué dicen los expertos. 

¿Qué opinan los especialistas sobre hacer ejercicio en ayunas?

El Instituto de Ciencias de la Salud y la Actividad Física (ISAF), por ejemplo, concluye que el hecho de entrenar en ayunas puede aportar al organismo beneficios y desventajas que dependen del tipo de entrenamiento que se realice y del deportista.

Muchas personas lo realizan porque creen que entrenar en ayunas les ayudará a quemar más grasa que de la otra forma. No obstante, esto es cierto solo en parte. Según el ISAF, solo en la primera hora y media de ejercicio en ayunas con ejercicio moderado se puede considerar que el cuerpo quema más ácidos grasos. A partir de la hora y media, lo cierto es que el consumo es similar tanto si has empezado en ayunas como si no. 

Es decir, podríamos decir que solo con ejercicio moderado y dentro de una franja de 1 hora u hora y media, se podría considerar cierta la premisa de que se quema más grasa. 

No obstante, debemos tener en cuenta otro dato importante y es el que nos cita el Dr. Julio de la Morena Garzón, en el que asegura que el entrenamiento en ayunas es un proceso lento que a la larga causa una reducción de la masa muscular, por lo que el gasto calórico final no es tan significativo.

Es decir, al no haber alimentos, la energía necesaria para mantener el cuerpo activo durante el entreno se irá consumiendo de los músculos. Lo cual produce un efecto catabólico. 

Por su parte la Fundación Española del Corazón, es contundente diciendo que ‘’mucha gente piensa que realizar ejercicio en ayunas hace que el peso disminuído sea mayor, aunque este mito es totalmente falso’’ y recuerda que además de ser falso, genera una gran sensación de fatiga y aumenta los riesgos cardiovasculares. 

¿Es recomendable o no?

Muchos de los especialistas, concluyen en este caso que solo en algunos casos muy concretos algunos deportistas pueden beneficiarse de realizar ejercicios en ayunas. Y esos casos concretos se refieren a deportistas de alto nivel que buscan acumular sus reservas de glucógeno hepático, tener una mayor tolerancia a la glucosa y mejorar su asimilación de la insulina a nivel celular.

Entonces ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de entrenar en ayunas?

Realmente, para personas digamos normales, es decir, que simplemente entrenan para mantener un estilo de vida saludable y activo, no hay ventajas concretas. Y es que los estudios solo apuntan a que el entrenamiento en ayunas, beneficia particularmente a deportistas profesionales que quieran adaptar sus condiciones físicas.

Por otro lado, podemos observar que la mayoría de expertos sí apuntan a una lista de inconvenientes relacionados con este tipo de práctica como:

  • Realmente no hay una pérdida de grasa significativa en comparación con un entrenamiento normal habiendo ingerido algo de alimento.
  • Cuando entrenamos después de haber comido, el cuerpo sigue quemando grasa incluso después del entrenamiento. Así que, al final, es un ejercicio más efectivo. 
  • Entrenar en ayunas no aporta muchas ventajas pero lo que sí aporta son riesgos como la fatiga temprana, mareos y malestar general. 

Entonces, ¿Qué se recomienda previo al entrenamiento?

Lo más recomendable antes de entrenar por la mañana es desayunar de forma normal, con un aporte equilibrado y saludable. Intentando que la ingesta sea 90 minutos antes de la práctica deportiva para asegurarnos que la práctica no interferirá en el sistema digestivo. 

Solo así podrás evitar sufrir alguno de los inconvenientes relacionados con una práctica deportiva en ayunas. 

Conclusiones de tus entrenadores personales de confianza.

Solo si eres un deportista de calibre profesional o de alto nivel, puedes plantearte realizar este tipo de entrenamientos pero siempre  consultando con profesionales para que adapten una práctica concreta a tu objetivo. 

En caso de que tengas un nivel más ameteur, igualmente siempre te recomendaremos que acudas a profesionales que te ayuden a encontrar el límite de exigencia que puedes y debes ponerte físicamente. 

Ponte en contacto con nosotros, y te ayudaremos a encontrar la manera más eficiente y saludable de hacer ejercicio y deporte para que consigas en poco tiempo tu objetivo. 

Share
No Comments
Add Comment
Name*
Email*