fbpx

 

 

Diseñamos un entrenamiento personalizado para conseguir tus objetivos, con un seguimiento y nuestra APP para el control de tu evolución

645 42 11 74

ejercicios de posparto

¿Cómo pueden ayudarte los ejercicios de posparto?

La llegada de un bebé a casa es un evento que lo cambia todo. Y aunque el embarazo implica muchos cambios, cuando ya das a luz, volverás a pasar por otra serie de modificaciones físicas y emocionales. El posparto o el puerperio son esos 35 o 40 días que necesita el cuerpo de la madre para empezar a recuperar cierta normalidad y para dedicarse exclusivamente al bebé. Por eso, es importante ser paciente y no querer precipitarse con los ejercicios de posparto. Ya que las condiciones físicas son muy delicadas y muy circunstanciales a la madre y al tipo de parto que haya tenido. 

Por lo tanto, debes de tener en cuenta que una vez hayas dado a luz, tendrás que esperar como mínimo entre 4 y 6 semanas para plantearte algún tipo de ejercicio. Que, por supuesto, será de intensidad media. No obstante, como siempre digo desde aquí, es importante que te escuches y que adaptes la rutina a tu condición física y mental del posparto.

¿Puedo hacer ejercicios de posparto?

Según uno de los documentos publicados por la Asociación Española de Pediatría la madre puede realizar ejercicios de posparto siempre que este sea progresivo. Y de hecho, se recomienda que así sea. Siempre que se cumpla con la consigna de que este sea controlado y enfocado a mejorar la circulación y el fortalecimiento del suelo pélvico. 

Es decir, tu primer objetivo físico y saludable para contigo misma, debe ser enfocarte en ayudar a tu cuerpo. Para así recuperar la zona más lastimada durante el parto que es la del suelo pélvico, antes que empezar a trabajar zonas como el abdomen o la pérdida de peso. 

¿Qué tipo de ejercicio se recomienda realizar?

Paseos en familia con el bebé

Por ejemplo, un primer movimiento físico que una madre posparto podría empezar a realizar son paseos matutinos con el bebé. Esta primera actividad te ayudará a notar tu estado físico y ver si puedes exigir un poco más o un poco menos a tu cuerpo. A partir de aquí, podrás decidir si aumentar las dosis de actividad o mantenerte más tiempo en los paseos. 

Ejercicios de Kegel 

Estos ejercicios son mayoritariamente internos y están enfocados en reanudar la capacidad vital del suelo pélvico. Estos ejercicios son altamente importantes ya que hasta que esta zona no esté totalmente recuperada, no deberías plantearte realizar otro tipo de ejercicio.

Los ejercicios Hipopresivos

El siguiente paso después de recuperar tu suelo pélvico, y si realmente quieres recuperar una rutina de ejercicio, es dar el paso a los hipopresivos. 

Estos ejercicios consisten en una  serie de respiraciones en apnea espiratoria que se deben combinar con posturas muy concretas para que afecten positivamente al suelo pélvico y a la zona abdominal. 

Este tipo de respiraciones, consiguen un efecto succión de las vísceras dando como resultado una contracción refleja, y aunque ahora mismo estos ejercicios están de moda en todos los centros deportivos, lo cierto es que el origen lo encontramos en las prácticas del yoga Uddiyana Bandha. 

Y están de moda precisamente por los resultados ya que son realmente efectivos. Concretamente trabajan y reducen la cintura y pueden solucionar problemas en la columna, pero principalmente son utilizados en rutinas de ejercicio de posparto, durante la etapa de recuperación a partir de la semana 38 aproximadamente. 

Lo único que hay que tener en cuenta con este tipo de ejercicios, es lo mismo que con cualquier otra rutina y es que no son milagrosos y los resultados empezarían a verse a partir de los 2 y 6 meses. 

Y también es muy importante que al empezar a realizarlos por primera vez, aunque sean las primeras sesiones, contemos con la ayuda de un especialista para que nos ayude a desarrollarlos de forma correcta. 

Los ejercicios de posparto deben estar acompañados por una alimentación adecuada

En general, siempre se recomienda combinar una rutina de ejercicios con una alimentación equilibrada. Ya que este binomio hará que los resultados que consigas sean más generales y los notes tanto por dentro como por fuera. 

Y en el caso de las madres en fase de posparto, esta sugerencia se hace aún más importante. Ya que es una fase de recuperación constante en la que objetivos como adelgazar, definir o tonificar están en un segundo plano. 

Volviendo a las sugerencias generales de la Asociación Española de Pediatría además de los suplementos de yodo o de nutrientes que recomiende personalmente el médico o pediatra, la idea es evitar alimentos procesados o aditivos, la cafeína, tabaco, alcohol, la fitoterapia, las drogas y los contaminantes ambientales.

Aún así siempre cabe remarcar la idea y la recomendación principal que es dirigirse a expertos para que desarrollen de forma personalizada una dieta concreta a tus necesidades y a las de tu pequeño. 

Entrenador personal en Madrid para cuando vuelvas a la rutina

Como habrás podido deducir de toda esta información, para volver a una rutina deportiva de gimnasio como tal, primero debes priorizar tu recuperación física y emocional producida por un evento tan importante como es tener un hijo. 

Una vez hayas recuperado toda la energía y fuerza, recuerda volver al ejercicio de forma gradual y dándole tiempo a tu cuerpo para que poco a poco, tengas un aspecto con el que te sientas cómoda y sea saludable para ti. 

Share
No Comments
Add Comment
Name*
Email*