fbpx

 

 

Diseñamos un entrenamiento personalizado para conseguir tus objetivos, con un seguimiento y nuestra APP para el control de tu evolución

645 42 11 74

calentar antes de hacer ejercicio

¿Cómo calentar antes de hacer ejercicio?

A lo mejor, siempre has oído aquello de que antes de empezar a hacer cualquier ejercicio es importante calentar. Y es así. Pero ¿sabes por qué es tan importante?. El caso es que son muchas las personas que por no tener mucho tiempo o por simplemente ser impacientes, no suelen calentar antes de hacer ejercicio. 

Tanto si eres de los que no se toman el tiempo para calentar, como si lo haces pero no sabes exactamente porqué, este artículo te interesará. Aquí voy a hablar sobre la razón detrás de este consejo universal y te daré diferentes propuestas de calentamientos, para que puedas encontrar la que más se ajuste a tu rutina

[Quizás te interesa leer este artículo en el que también te explico la importancia de descansar después de hacer ejercicio]

¿Por qué es tan importante el calentamiento para hacer ejercicio?

La principal razón por la cual es tan importante calentar es por que así ayudamos a que nuestro corazón aumente su ritmo de forma progresiva en lugar de que reciba un shock estresante y repentino de actividad cardiovascular. Ya que a largo plazo, nuestro corazón puede sufrir ciertos daños, por lo que si desarrollamos un buen calentamiento antes del ejercicio estamos protegiendo a nuestro corazón. 

Otra razón importante por la que calentar antes de realizar ejercicio es la protección de nuestros músculos. Es como una puesta a punto de nuestro organismo para que pueda rendir mejor y más durante el entreno. Con todas nuestras articulaciones en caliente, evitaremos esguinces, torceduras, lesiones o fracturas. 

De hecho, incluso si no realizas ningún ejercicio, también es muy recomendable seguir una pequeña rutina de estiramiento. Por ejemplo, dependiendo de la posición en la que suelas trabajar, ya sea, sentado o de pie, existen ciertos ejercicios que serían muy beneficiosos para evitar daños musculares o circulatorios. 

Beneficios de realizar un buen calentamiento antes del ejercicio

Ya que hemos hablado de porqué es importante calentar antes de empezar cualquier rutina, podrás deducir también cuáles son los beneficios asociados. El caso es que existen muchos, pero los más importantes son lo que te menciono a continuación y son las razones por las que siempre deberías reservar un tiempo para calentar. 

Mejora tu rendimiento

Si tienes un objetivo concreto y quieres ir a mejor en tu rutina, te diré que el calentar es un aliado que no puedes dejar pasar. De hecho, cuánto más quieras avanzar, más tiempo deberías dedicar a tu calentamiento ya que te ayudarán a darle más resistencia a tu músculo. En otras palabras, si calientas bien tus músculos podrán aguantar más tiempo y más exigencia. Esto se debe a que la oxigenación del cuerpo permite un mejor flujo sanguíneo, por lo que el músculo recibe más y mejor apoyo para su rendimiento. 

Mejora tu flexibilidad

La flexibilidad es un elemento importante a la hora de desarrollar algunos tipos de rutinas y para mejorar en este aspecto es crucial desarrollar un buen calentamiento. Y es que al reducirse la viscosidad en el músculo este se torna más resistente a la hora de realizar nuevos ejercicios. 

Evita lesiones 

Por último, uno de los principales beneficios del calentamiento, es que son la mejor forma de evitar lesiones. Lo cierto es que antes de practicar un ejercicio que implique movimientos bruscos como fútbol, tenis, running, etc. Lo mejor es calentar las articulaciones que entren en juego en nuestro entrenamiento para evitar que un mal gesto nos juegue una mala pasada. 

[Quizás te interese leer este artículo en el que te explico cómo calentar para evitar agujetas]

Ejercicios de calentamiento dinámico en casa o dónde quieras

Hablamos específicamente de calentamiento dinámico para diferenciarlo del estático que es una antigua práctica que consistía en estirar un músculo sin moverse. Es decir, el deportista se mantenía en un mismo lugar y estiraba algún músculo llevándolo al límite por unos 20 segundos. 

Quizás te suene de haberlo visto hace muchos años en los futbolistas antes de entrenar. 

No obstante, esta práctica ha caído en desuso por la falta de pruebas científicas que avalen los beneficios del calentamiento estático versus el calentamiento dinámico. 

Por su lado, el calentamiento dinámico implica movimientos continuados que permiten que la temperatura del cuerpo aumente para que el músculo y las articulaciones estén preparadas. 

Calentamiento general

Empieza con un calentamiento general para aumentar poco a poco tus pulsaciones y entrar en calor. Por ejemplo puedes trotar durante 10 minutos sin moverte del sitio o caminar 20 minutos. Ajusta este primer paso a tu condición física. Debes sentir que tu cuerpo está más caliente y que tu corazón late un poco más rápido. 

Cabeza y cuello

El siguiente paso es empezar a calentar las diferentes zonas del cuerpo empezando por la cabeza y el cuello. Para ello una buena forma es empezar a mover la cabeza adelante, atrás, a la derecha y a la izquierda en 15 tiempos cada movimiento haciéndolo de forma suave y lenta. Lo siguiente es realizar círculos en el sentido de las agujas del reloj y al contrario 8 veces de cada sentido. 

Aunque estos movimientos debes hacerlos lentos intenta estirar al máximo en cada vez sin hacerte daño.

Hombros y brazos

Lo siguiente que debes calentar son los hombros realizando también movimientos circulares hacia delante 8 veces y hacia atrás otras 8 veces. Los brazos puedes también ejercitarlos mediante movimientos circulares en paralelo al suelo, o bien puede elevarlos y bajarlos durante 8 rondas. 

Tronco

A continuación el torso puedes girarlo en 15 tiempos a un lado y a otro, colando tu brazos en jarra y tornando tu tronco a la izquierda, girando también tu cuello y mirar hacia atrás.También puedes aprovechar y mientras elevas el brazo izquierdo lo llevas hacia la derecha y notas el estiramiento lateral. Así consigues un calentamiento doble. 

Cadera

En cuanto a la cadera puedes sencillamente colocar las manos en la cintura y dibujar con la cadera 8 círculos en sentido del reloj y otros 8 círculos en sentido contrario. 

Piernas

Hay muchas formas de calentar las piernas, por ejemplo, un ejercicio simple es agacharse flexionando las rodillas y volviendo a la postura de pie 15 veces. Hasta sentir que nuestras articulaciones han entrado en calor.

Tobillos

Por último, también es importante que calientes los tobillos. De forma sencilla simplemente con 8 círculos a un lado y otro de cada tobillo para prepararlos para el entrenamiento. 

Ejercicios para calentar antes de hacer ejercicio

Existen muchos tipos de calentamiento según el tipo de entrenamiento que realices. Si quieres saber el tipo exacto de calentamiento debes realizar puedes contactar con uno de nuestros entrenadores personales que te ayudarán a dar con la mejor forma de elevar tu potencial en el deporte. 

Share
No Comments
Add Comment
Name*
Email*